Taller de piscina

La hidroterapia consiste en el empleo del agua como agente terapéutico y utiliza sus características para contribuir al alivio y mejora de diversos síntomas, como la espasticidad, el dolor y las alteraciones del equilibrio.

Joven es ayudada a salir de la piscina

BENEFICIOS

La rehabilitación en este medio provoca:

  • Mejora en la motricidad
  • Aumento de la fuerza muscular
  • Incremento de la calidad de la marcha
  • Mejora del equilibrios
  • Coordinación y propiocepción
  • Disminución de la fatiga y reducción del dolor, de los reflejos miotáticos y de la espasticidad muscular

Además, aporta grandes beneficios a nivel psicológico y facilita la autoconfianza y las relaciones interpersonales, todo ello, conlleva un aumento de la calidad de vida de los pacientes afectos de EM.

Tiene como objetivo la mejora de la capacidad funcional y autonomía personal, evitar la atrofia muscular, mejorar las condiciones biopsicosociales de la persona afectada.

Además, este tipo de terapia favorece la adquisición de hábitos muy favorables para la salud, como es la práctica de ejercicio físico.